Jueves 31 DE Julio
15:37 HS
 † El 12 de enero  de 1829, San Antonio María Gianelli, en Chiavari, Liguria-Italia, fundó la Congregación.


Antonio Gianelli pensó, para sus religiosas, un nombre simple y profundo:
HIJAS DE MARÍA, lo que subraya la relación más importante con aquélla que, en el título de madre, incluye los demás atributos. Al ser aprobado el Instituto en 1868, la Iglesia lo registró con el nombre de "HIJAS DE MARÍA SANTÍSIMA DEL HUERTO".

 

   Había una necesidad real de contar con buenas maestras, para las pobres huérfanas, reunidas en el hospicio de Caridad y Trabajo.

 

   Hacia el siglo XIX, en un viaje lleno de dificultades y peligros a través del Atlántico, la misión de la Congregación de las  Hijas de María Santísima del Huerto se trasladó de Italia hacia el continente americano.    

   Heroicas mujeres, sin miedo al riesgo, ni a la distancia, cruzaron los mares  al encuentro de una nueva cultura, de un nuevo mundo desconocido, con las únicas armas de la Gran Confianza en Dios, y en Maria, y con el apoyo incondicional de los Laicos que desde el primer momento acompañaron a las Hermanas.

  
Muchas, muchísimas de ellas no volvieron nunca más a su patria ni a sus hogares paternos.
Fueron semillas fecundas que quedaron en nuestra tierra, y hoy, a 150 años de aquella misión, nosotros recogemos sus frutos de constante Caridad Evangélica Vigilante.

 

Las Hnas. partieron desde  Italia el 23 de agosto de 1856…    y llegaron a Montevideo- Uruguay el 18 de noviembre del mismo año, luego de más de tres meses que fue lo que duró el viaje y, porque no decirlo, en una travesía que se extendió más que la aventura del mismo Colón.

   Comenzaron así, una gran obra que incluyó la creación y atención de hospitales, asilos y colegios, tanto en Uruguay como en Argentina.

Fue de tal trascendencia la proeza de las Hermanas del Huerto, que la notició pronto se esparció y fueron, entonces convocadas desde Buenos Aires y Córdoba.

 

La Superiora Clara Podestá, se trasladó a Buenos Aires el 10 de febrero de 1859,  invitada por las mismas autoridades civiles, para visitar los hospitales que deseaban confiarle, siendo el primero de ellos el Hospital Rivadavia.  

 

†Llegaron a Córdoba un 7 de mayo de 1859 llegaron a Córdoba, teniendo como primera función la de  colaborar con la atención de enfermos en el Hospital San Roque.

 

   A finales de siglo, Córdoba,  contaba con escasos establecimientos educativos femeninos,  razón por la cual, hacia 1873, la superiora provincial de las Hijas de María Santísima del Huerto de Montevideo, Hna. María Luisa Solari, concibió la idea de fundar un colegio para niñas, el mismo al que asistimos en la actualidad.

    

   El 28 de junio de 1873, llegaron a  Córdoba procedentes de Montevideo, las   seis primeras  religiosas de la  congregación, destinadas a la nueva fundación.

 

ü Hna. Estanislada Mendieta,

ü Hna. Inocencia Ifrán,

ü Hna. Hipólita Rolón,

ü Hna. Estanislada  Sacherina,

ü Hna. María del Salvador Bottazzi 

ü y Sor Martha Guillione.

 

   Dicho establecimiento  fue inaugurado el de agosto de 1873, bajo la presidencia de Domingo Faustino Sarmiento, y siendo gobernador de Córdoba en aquel entonces, el  Dr. Juan Álvarez.

 

   En sus comienzos recibió alumnas externas, y pupilas.

 

   También funcionó una escuela gratuita para jóvenes carenciados, dando respuesta a las  necesidades educativas de los más relegados socialmente,... siguiendo los principios de la pedagogía del amor del Padre fundador de la Congregación, San Antonio María Gianelli.

 

Desde el primer momento, el Colegio contó con el apoyo y cordialidad de las más destacadas familias cordobesas, que confiaron la educación de sus hijas, a las hermanas del Huerto, y a las primeras maestras.

 

 

La enseñanza comprendía:      

 -  El aprendizaje del idioma (leer y escribir).

 -  Nociones de cálculo y un oficio, como corte y confección.

 -   Artes decorativas, grabados, actividades corales y enseñanza de un instrumento musical, especialmente el piano.

 -    Estas actividades eran las más reconocidas socialmente, en la época, para las mujeres.

 En 1874, con la primera superiora del colegio, Hna. Ursula Borgarello se inauguró el internado. Las pupilas eran aquellas cuyos familiares vivían lejos y entonces las hijas permanecían alojadas en el establecimiento.

 

 En 1876 se fundó la Pía Unión de las Hijas de María Inmaculada y de Santa Inés, institución destinada a las jóvenes y ex alumnas para ayudar a los más necesitados, confeccionando ropa que ellas mismas distribuían.   Las tareas se vieron agilizadas al poco tiempo, al contar con un taller propio. 

 

 Con el paso del tiempo, y el crecimiento de la obra Gianellina, se decidió organizar a las diversas comunidades huertanas, por regiones denominadas “Provincias religiosas”.

 En 1887, la Santa Sede vio la necesidad de crear una nueva Provincia religiosa en Argentina, para poder atender a todas las comunidades huertanas, separándolas de las de Montevideo.

 Por decreto especial, se conformaron dos “provincias religiosas”:

 -  Una con sede en  Montevideo…

-    Otra con sede en Córdoba, la más céntrica de las Provincias  Argentinas.

 

En el caso de la Argentina, a la de Córdoba se sumaría también la de Buenos Aires.

 

La Pcia religiosa de Bs. As está  integrada por Bs. As (la Pcia. y la Capital federal). Entre Ríos, Mendoza y el País vecino Chile 

Y la Pcia religiosa de Córdoba está conformada  por Córdoba, Sta. Fe, Tucumán, Salta, Jujuy,  y Bolivia  

 

 En 1888 se creó el Noviciado, y el Colegio  pasó a ser la residencia de la Superiora Provincial de Córdoba.

 

   En abril de 1911 el Noviciado y la sede de la Madre Provincial fueron trasladados al Colegio Hortus Conclusus, edificado en Barrio General Bustos.

   En 1923, el Colegio conmemoró con un gran acto,   los 50 años. Era sólo el comienzo de un camino que continuaría transitándose.

 

Alumnas en los festejos de las Bodas de oro 1873 – 1923

 

Alumnas pupilas en las Bodas de oro 1873 – 1923

    

   En 1926,  el colegio se incorporó a la Enseñanza Oficial de la Provincia con la escuela primaria, y en 1930 comenzó el bachillerato.

 

Recién en 1956 el colegio comenzó a otorgar títulos con validez nacional.

 

   El 6 de diciembre de 1930 se inauguró la capilla del colegio, obra que pudo concretarse con el apoyo y colaboración de toda la comunidad, especialmente de ex alumnas y sus familias.

 

 … Arquitectónicamente corresponde a los estilos gótico-bizantinos, labor del renombrado artista, y arquitecto, Martínez Ponce.

 

Posteriormente, en 1981, fue remozada por el escultor Valentín Elías Belzaqui

 

    En 1964 se inicia la construcción del nuevo Colegio sobre la calle Belgrano.

 

El mismo se inaugura oficialmente en Marzo de 1969.

 

A la inauguración fueron convocadas autoridades civiles, militares y eclesiásticas.

De esta manera el colegio dejaba atrás los patios grandes y espaciosos, cubiertos de frutales y quintas que tanto lo habían caracterizado.

 

   En 1973, con motivo del centenario, se realizaron grandes festejos.

 

   Y si se habla de escuelas y alumnos, el uniforme constituye un elemento fundamental que hace a la identidad de una institución educativa. En el caso del Huerto Centro, el uniforme atravesó por una serie de reformas …

 

… a principios de la década del 80, se impuso el Júmper azul.

  

  En el año 2005, el uniforme fue reformado nuevamente, ...

 

… el júmper se reemplazó por la pollera azul marino.

 

Hacia 1988 el Colegio rescató las raíces del magisterio, creando una sección de Bachiller con Orientación  Docente, el B.O.D.

 

   También se comenzó la construcción del gimnasio, y tres aulas más.

 

El 2 de Julio de 1993, en el día de la Virgen del Huerto, se inaugura en el Patio una hermosa imagen a manera de homenaje.

  

El 20 de Mayo de 1994 se inauguró la “Sala de Informática Hna. Crescencia Perez”, la que en la actualidad está siendo reorganizada y actualizada, lo que incluye, entre otras cosas, la puesta en marcha del sistema de red.

  

A partir de 1996, se aplicó en Córdoba, la Ley Federal de Educación, que modificó el Bachillerato, creando el CBU y el CE, éste último quedó conformado con dos modalidades en 1999:

-     

-    Orientación: Humanidades -  Especialidad: Ciencias Sociales

-    Orientación: Ciencias  Naturales - Especialidad:  Salud y Ambiente

 

    El quehacer de la escuela queda reflejado en los documentos Institucionales, fruto del trabajo compartido en comunidad.

   Hacia 1994, se elaboró el  Proyecto Educativo Institucional (PEI), que contiene aspectos tales como: ideario Gianellino, objetivos institucionales, perfil de los alumnos y de los  docentes, estilo de enseñanza y aprendizaje, estrategias metodológicas, criterios generales de evaluación, aproximaciones al concepto de Convivencia y Disciplina.

    En el  año 2003 se presenta el Ideario de la Provincia Religiosa de Córdoba, que expone el Carisma Congregacional, Marco histórico referencial, Pedagogía Gianellina y reflexiones sobre la concepción de persona, cultura, familia, sociedad y comunidad educativa.

 Y en el Ciclo Lectivo 2006: se realiza la presentación del Manual de Roles, Funciones y Convivencia de cada uno de los estamentos de la Comunidad Religiosa y Educativa.

En el año 2000, el Colegio abre sus puertas a la enseñanza mixta en los tres niveles.

 

El Nivel Inicial…  

 …. donde también se abrió una sección de “jardín de 4 años”

   El nivel Primario…

             …y el nivel medio

 La Pastoral Educativa se concreta en la misión de los grupos juveniles: “la Infancia Misionera”  y el “MO.MI.GI.” (Movimiento Misionero Gianellino).

                      

 La Infancia Misionera tiene por objetivo lograr que los niños y los adolescentes crezcan en su espíritu misionero universal y sean apóstoles de los niños y adolescentes  del mundo.

 Se organiza según las edades, desde 4 a 12 años, con animadores que pueden ser religiosas, laicos, educadores, padres y jóvenes.

  

El MO.MI.GI es un medio para lograr un encuentro verdadero con Cristo y los hermanos a través de una seria formación en la espiritualidad misionera con la impronta Gianellina.

 

 

Se organiza por las edades de los adolescentes, con un animador  responsable del grupo, que puede ser tanto un laico como una religiosa.  

 

Está llamado a hacer realidad en su quehacer apostólico, aquellas notas que caracterizaron a San Antonio María Gianelli como Misionero del servicio del Reino.

 

Atentos a la formación integral de nuestros jóvenes, los alumnos de 6to año A y B,  intervienen en distintas comunidades a través de la metodología de aprendizaje-servicio, desde la disciplina “Proyecto de Intervención Comunitaria”

 Los alumnos de 6to año A, de la Orientación  Humanidades Especialidad Ciencias Sociales, realizan desde la disciplina “Proyecto de Intervención Comunitaria”, un servicio en una comunidad concreta  de nuestra ciudad.

Organizados en comisiones,  trabajan en comedores que dependen de Cáritas, …

 ofrecen apoyo escolar, generan espacios de actividades recreativas, trabajan en la huerta, y en un taller artístico, generando un espacio de expresión de la música y de la plástica.

 Es así que desde el año 2004, los alumnos trabajan en distintos establecimientos educativos, como la Escuela Marta Juana González de Barrio Villa El Libertador, la Escuela Esther Oulton de Pearson, entre otras,

  En colaboración con los directivos y docentes de la escuela, los alumnos ejercen el rol de promotores infantiles, llevando a la práctica la metodología de “aprendizaje-servicio, y conductas pro-sociales” ,  como solidaridad, compartir, valoración positiva del otro, ayuda física y verbal, entre otros.